El culturista natural brasileño Caique Walker dice le apasiona el entrenamiento porque es parte de su ser y salud mental. Con 1.76 metros, 180 libras, el joven de 27 años es un bombero en Río de Janeiro.